. . . A n a l o g í a . . .

10.5.10

...

Como pude condenarlo

A las sombras encarnadas

En sabanas de arlequines

Y sombreadas alimañas

Culminadas en obsesas ideas.


ED

No hay comentarios.:

Publicar un comentario